Dar cera, pulir cera: Un error de película

Si te criaste en los 80, incluso probablemente aunque seas más joven, esta es una frase que has oído repetir una y otra vez, pero si has estado encerrado en una cueva durante los últimos 30 años aclararemos que es una de las líneas del guion más recordadas de la película de 1984 “Karate Kid”
{youtube}oDFK8m2UTuU{/youtube}

Sin embargo para cualquier aficionado al detail (cuidado del automóvil) es una frase que chirria ya que encerar y pulir son acciones casi antagónicas, un pulido eliminaría un encerado. ¿Como pudo alguien tan sabio como el maestro Miyagi cometer un error en algo tan básico? Bueno, es que en realidad no fue el quien se equivocó.

Echemos un vistazo a la versión original:

{youtube}3PycZtfns_U{/youtube}

“Wax on, wax off” algo así como “dar cera, quitar cera”. Eso se acerca un poco más a las técnicas que conocíamos: Aplicar la cera y retirar el sobrante.

Así que parece que de nuevo nos encontramos ante una traducción un tanto libre que cambia por completo el sentido de una escena, con el agravante en este caso de introducir un error, no solo en la película sino que ha llegado a calar a nivel social de tal manera que es una frase recurrente cuando se ve a alguien haciendo cualquier cosa relacionada con la limpieza de automovil.

Casi llega a estar al nivel de “cuando termines empieza con el mío”.

Echando un vistazo a otras traducciones, podríamos llegar a la conclusión de que el error podría estar relacionado con la cultura de limpieza y cuidado del automóvil que existe en España, o más concretamente de la ausencia de esta, ya que en otros países no se produce.

Este extremo parece confirmarse al ver  esta versión con doblaje latino (a partir del min 5:20):
{youtube}wDMoI70n3N8{/youtube}

“Encerar, quitar cera”, mucho más cercano a la versión original y por supuesto, a la realidad.

Es probable que el traductor se preguntase quien querría quitar la cera justo después de aplicarla e introdujo esta licencia, pero lo curioso es que solo ocurre en la versión en español.

Veamos esta versión en italiano:

“Dai la cera, togli la cera”, de nuevo encontramos una traducción más fiel al original y que no mezcla conceptos.

La traducción de una película y su posterior doblaje es una tarea lenta y laboriosa. Si a esto le sumamos que los traductores muchas veces cuentan solo con el guion y no con la película, hay muchas posibilidades de equivocarse en un doble sentido o en una palabra que tenga varios significados en español, pero en el caso que nos ocupa, parece claro que el error se ha debido a una interpretación personal y errónea del traductor.

No es la unica “traducción libre” que podemos encontrar en la filmoteca de habla hispana, pero sin duda es uno de los ejemplos mas curiosos de como una idea erronea puede llegar a calar en la sabiduria popular.

 

Puedes puntuar la utilidad de este artículo